Saluda del Hermano Mayor

alcalde

50 años de ilusión y constancia. Este es el lema elegido para definir estos 50 primeros años de vida de nuestra Hermandad.
¿Qué fue si no lo qué movió a aquellos 20 primeros jóvenes a estar un año entero, el año “cero” de esta Hermandad, poniendo una cuota mensual para hacer la imagen de nuestro Cristo orante en el Huerto y sacarlo en procesión ,meses más tarde, por las calles del Puerto?.
¿O lograr a los pocos años sacar un Paso de Palio completo para mayor gloria de María Santísima de Gracia y Esperanza, en aquellos años también –como ahora- difíciles?.
¿O fundar y mantener una Caseta de Feria, referencia de nuestra fiesta hasta nuestros días?. O el Portal de Belén por Navidad, o esos Miércoles Santos, tan iguales y tan distintos unos de otros. Esa primera cuadrilla de Hermanos costaleros…. En fin, son tantos los ejemplos que podría citar para explicar el porqué de elegir ese lema…
Por todo ello, mi primer agradecimiento quiero que sea para ellos, para aquellos 20 primeros jóvenes, FUNDADORES -y lo pongo con mayúsculas- de esta Hermandad y que gracias a Dios, aún nos acompañan muchos de ellos. Imagino que en aquellos tiempos los tacharían de locos por la obra que promovían…… Hoy les quiero dar las gracias a todos ellos, por emprender esta bendita locura.
No quisiera olvidarme tampoco de citar a José Mª. Gutiérrez Colosía, Enrique Pedregal Valenzuela, Enrique Ortega Simeón (q.e.p.d.), Jesús Nogués Ropero, Juan Luis Rodríguez González, Adolfo Ortega García y Luis Ortega Barbudo, los diferentes Hermanos Mayores que ha disfrutado esta Hermandad desde su fundación y que tienen la culpa de que estemos celebrando esta efeméride. Gracias a todos por vuestro compromiso, trabajo y como no, por la ilusión y constancia mostradas.
Recordar también a todos aquellos que no han dudado durante todo este tiempo en formar parte de las diferentes Juntas de Gobierno que ha tenido esta Hermandad. Gracias a todos por el desempeño desinteresado de vuestra función.
Quisiera también tener un recuerdo para Dña. Celia Lavín de Insúa, Camarista perpetua de nuestra Hermandad y que tanto la ayudó sobre todo en sus orígenes. Es justo este reconocimiento hacía su persona.
La ilusión y la constancia, unidas a un trabajo serio han logrado convertir a esa joven Hermandad fundada el 18 de Agosto de 1960 en la Hermandad que hoy somos. Y todo ello, gracias al trabajo de tantos y tantos hermanos que a lo largo de todo este tiempo han aportado y siguen aportando su grano de arena.
No quisiera, llegado este punto olvidarme de la comisión nombrada para dar forma a esta celebración. Han sido muchas reuniones y las que nos quedan. En todas ellas la aspiración común de todos ha sido la de celebrar nuestro cincuentenario como esta Hermandad y sus hermanos se merecen. Nuestro principal objetivo a partir de ahora deber ser, en unión con la Junta de Gobierno y de todos los hermanos, el de engrandecer el proyecto que hemos ideado y dotarlo del alma que le pueden proporcionar los hermanos del Huerto.
Julia, Adolfo, Ramón, Luis, Jesuli, Francis, Tote. Gracias por vuestro trabajo y dedicación a este proyecto y mi enhorabuena por el resultado.
Quisiera por último deciros a todos, en especial a los hermanos del huerto de la importancia de la celebración en la que estamos inmersos. Tenemos la suerte de estar presentes en el primer cincuentenario de nuestra Hermandad. Y como tal os invito a vivirlo participando de este curso completo de actos. Tenemos la suerte de contar con la presencia de muchos de los que hicieron posible el nacimiento de esta Hermandad. Ahora todos, tenemos la posibilidad de entrar también en su historia.
Por ultimo quisiera que la celebración de este primer cincuentenario de nuestra Hermandad nos sirva a todos para poner nuestra mirada en un futuro en el que seguir dando Culto público a nuestros Titulares, ofreciendo a todos nuestro testimonio de fe y compromiso con la Iglesia y sobre todo con los más necesitados.
Que Nuestro Señor Orando en el Huerto y su bendita Madre, nos ayuden a conseguirlo.

José Luis Navarro.
Hermano Mayor.