MARÍA SANTISIMA DE GRACIA Y ESPERANZA

La Dolorosa originaria de la Hermandad no era la actual sino otra de Francisco Pinto de la que se conservan el busto y las manos en la casa de Hermandad. Procesionó entre 1964 y 1974 y debió ser sustituida por la actual por deterioro a causa de insectos xilófagos.

Desde 1975 procesiona otra imagen que bajo la advocación de Gracia y Esperanza, está atribuida a Benito de Hita y Castillo (1.714–1.784) imaginero que estuvo activo en Sevilla entre 1737 y 1784, según el informe del imaginero sevillano D. Francisco Buiza y el estudio de D. Eduardo Ruiz Golluri de Galarza, miembro de la comisión de arte sacro de la Iglesia Mayor Prioral de nuestra ciudad, en la década de los ochenta del siglo XX.

 

 

Presenta la cabeza inclinada hacia abajo y ligeramente ladeada hacia su izquierda. Las facciones del ancho rostro son hermosas, principalmente los ojos, nariz y boca. Al parecer se trataba de una talla de candelero interpretada según la iconografía de la Divina Pastora y readaptada para ser venerada y procesionar como Dolorosa.

En el año 1997, nuestro hermano y restaurador D. Enrique Ortega Ortega, realizó una restauración y limpieza de la mascarilla de la imagen.

La Corona que luce María Santísima es obra del gran orfebre sevillano D. Manuel Seco Velasco, realizada en el año 1963, siendo ésta restaurada y dorada en 1992 por los talleres gaditanos de Gil Marín (Gilma).

 

 

La saya de Salida (1987) está confeccionada en moaré crema con apliques de tisú de oro y seda. El manto con el que procesiona, es en terciopelo azul y bordados en recortes de tisú de oro y fue estrenado el 15 de Agosto de 1985 en la salida extraordinaria con motivo del XXV aniversario de la fundacion de nuestra Hermandad. Ambos son obra del taller de bordados sevillano de D. Ignacio Escobar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver a imágenes