La marea azul, inundó el Puerto de Oración y Esperanza.

                  Y a las siete y media de la tarde se abrieron las puertas de la Basílica, y se abrieron para que una marea azul inundara y tiñera las callejuelas adoquinadas y nuestras plazuelas, y se abrieron para llenar de oración y de esperanza nuestro Puerto, porque ayer era Miércoles Santo, y el Miércoles Santo en El Puerto, es el día del Huerto, día de Olivo, de Ángel de Ortega Bru, de apóstoles dormidos, de Cristo Orante, de campanas de oro, de Gracia y Esperanza.

 Cristo salida                 Minutos más tarde el Paso de Misterio se preparaba para iniciar su salida procesional, tocando el llamador el Hermano Mayor de la Archicofradía de la Patrona, ya que la levantá fue dedicada a nuestra Patrona por el Centenario de su Coronación, sonando en su honor la marcha “Ave María”, interpretada por la Agrupación Musical Santa María Magdalena de Arahal, que por cierto estrenaban un espectacular uniforme basado en el uniforme de gala del Ejercito del Aire. Seguidamente sonaría el Himno de España y las marchas “Veritatis Esplendor” y “Honor a Tu Memoria”, para adentrarse por calle Palacios.

                  PalioSobre las ocho y cinco de la tarde sonaba el Himno de España interpretado por la fastuosa Banda de Música Virgen de las Mercedes, y el Paso de Palio de María Santísima de Gracia y Esperanza  poco a poco y sobre los pies iniciaba su salida, donde una Plaza de España abarrotada de público esperaba a la Esperanza del Puerto. Tras el Himno, sonaron “Como Tú ninguna” y “Aniversario de Pureza”.

                  Fue una noche mágica, espectacular, sin incidentes que destacar, una noche con un palio de estrellas y, es que en cuanto a lo meteorológico se refiere no se puede pedir más.

                  Fueron más de 600 hermanos los que realizaron estación de penitencia, entre costaleros y nazarenos.

                  Destacar el buen trabajo que se realizó debajo de las trabajaderas durante todo el recorrido, gracias a los costaleros que tuvieron el privilegio de portar a nuestros Titulares, y gracias al magnífico trabajo desarrollado por el equipo de capataces y auxiliares.

                  Un acierto fue la ampliación del recorrido y el transcurrir de la cofradía por calle Palma, congregando a bastante público.

                  Un Miércoles Santo grande, lleno de emociones, de sentimientos, de fe, de Oración, de Esperanza, para los Hermanos y para los Portuenses que desde la aceras esperaban al Huerto pasar.

                  Como dijo el Hermano Mayor en la recogida, felicidades a todos los Hermanos, desde el que puso un clavel, hasta el monaguillo, pasando por el hermano de luz, por los costaleros, o por los hermanos de pavera, felicidades a todos por el buen comportamiento y el buen qué hacer.

…..Hermanos SIEMPRE, SIEMPRE OLIVO!

FOTOGRAFÍAS: WEB EL PUERTO ACTULIDAD

Los comentarios están deshabilitados.