Magnífico Pregón de Semana Santa de David Calleja.

         Las 12 del medido día, y en las tablas del Teatro Pedro Muñoz Seca se realizaba el rezo del Ángelus por parte del D. Antonio Olmo Civantos, Asistente Eclesiástico del Consejo Local de HH. y CC.

         Luego le tocaría el turno al cofrade del Huerto y del Resucitado, D.  Fco. Javier Villanueva Pérez, que fue la persona encargada de presentar al Pregonero de la Semana Santa de 2.014, el cofrade Portuense D. David Ruíz García, “David Calleja”, Asesor Artístico de Hermandades, vestidor de Vírgenes, diseñador y bordador, con un curriculum bastante completo.

Calleja1         Antes de dar comienzo el pregón, la Banda de Música Maestro Dueñas, interpreto las marchas “Madre Hiniesta” y “Amargura”, como no podía ser de otra manera, ya que fue a petición del pregonero.

         Y tomó la palabra Calleja, y como no podía ser de otra manera, sus primeros versos, sus primeros piropos, y sin mirar en ningún momento lo escrito sobre el papel, fueron para su Virgen del Dolor y Sacrificio, no pasando por alto a tantas y tantas personas, que trabajaron para y por esta Hermandad y Titular,  Díaz Sara, Velarde, Manolo Pico, entre otros.

         Y luego y como mandan los cánones y el protocolo, antes de seguir con el pregón, David Calleja, saluda respetuosamente a Autoridades, Hermanos Mayores, cofrades y al resto de los presentes. Un pregón que fue desmenuzado en varios bloques, ya que quiso que su pregón tuviera una parte para su Hermana y sobrinos, para su madre, quien le enseñó desde pequeñito y le metió en las venas, la sangre cofrade que lleva, a través de la Imagen del Nazareno.

Calleja2         También tuvo palabras y mención para todas aquellas personas, que de alguna u otra manera ayudan a los vestidores a vestir a su Imágenes, y que juegan un papel importante en estos menesteres, las Camaristas.

         Otra parte la dedico a color en las cofradías, escogiendo el color azul, su color, el color de la Hermandad del Huerto, el color que tiñe cada Miercoles Santo las calles del Puerto, como si de un mar se tratara, de la que dijo que era una Hermandad con identidad propia y señera en el Puerto, alabando que el corlor azul fuera el de la Esperanza del Puerto. Terminaba este bloque diciendo: ¡Ay hermanos Oliveros, que tenéis una Hermandad que es para perder el sentío, y que azul es su color, y que azul es su color, porque el Puerto así lo ha querío

         En varias ocasiones rompió el protocolo para agradecer a los allí presentes la asistencia, para explicar los capítulos del pregón, incluso para pedir que nadie se ofendiera, por dedicarle a su Virgen de la Amargura, las últimas estrofas del pregón, que se fundieron con una parte de la marcha Rocío, que interpreto “Maestro Dueñas” y que fue interrumpido con el publico por una gran ovación y aplausos.

         Para resumir, podemos decir que fue un pregón, muy portuense, muy particular, lleno de emociones y de vivencias cofrades, no solo  para Calleja, sino para todos los cofrades, ya que a todos nos llenó, ya que lo bordó, nunca mejor dicho. Y es que siempre el triunfo está asegurado, cuando los papeles se llenan de versos y poemas,  escrito por una pluma especial, “EL CORAZÓN”.

         Desde estas líneas, queremos dar una vez más la enhorabuena a David Calleja, por este pregón que ayer nos ofreció, y que tanto nos caló. Del mismo modo al Consejo Local de HH. y CC., por la acertada elección, y por segur apostando por cofrades portuenses.

 

Los comentarios están deshabilitados.