Nuestro Hermano pregonó la Semana Santa.

                        A las doce del medido día, como mandan los cánones, en el Teatro Pedro Muñoz Seca y tras el rezo del Ángelus por parte del Asistente Eclesiástico del Consejo Local de HH. y CC., D. Antonio Olmos Civanto, daba comienzo un Domingo de Pasión más, el Pregón de nuestra Semana Santa. En este año en el que celebramos el año de la Fe, la persona encargada de pronunciarlo fue el cofrade Portuense afincado en la encantadora ciudad de Ronda, nuestro hermano D. José Manuel Lorenzo Salmerón.

Navarro                        Este año la Hermandad del Huerto, estaba muy presente en el pregón, ya que nuestro Hermano Mayor, D. José Luís Navarro Carave, fue la persona encargada de presentar al pregonero. Al comienzo de su intervención, recordó el intenso momento de agonía vivido por Nuestro Señor Jesucristo en el pasaje de la Oración en el Huerto, como no podía ser de otra forma, que narra el Evangelio de San Mateo. Continuó hablando de los cofrades comprometidos con sus Hermandades, para luego realizar una magnifica semblanza del pregonero, de quien dijo que era una persona con un gran sentido del compromiso y de la responsabilidad, y sin querer ningún protagonismo, “no se haga mi voluntad sino la tuya”.

Lorenzo2                        José Manuel Lorenzo Salmerón, comenzó su locución solicitando la venia y la bendición de parte del Asistente Eclesiástico. Tras ella comenzó su Pregón, y como no podía ser de otra forma, haciendo una oración a su madre de Gracia y Esperanza.

                        El pregonero fue hilando y exaltando a los Titulares de todas y cada una de las distintas Hermandades en su discurso, teniendo un recuerdo a la Asociación juvenil del Prendimiento del colegio La Salle, animándoles a continuar trabajando seriamente para conseguir en un futuro ser nombrados Hermandad.

                        Un Pregón que no olvidó el duro momento por el que pasa nuestra sociedad, haciendo el símil de que la cruz del Nazareno, no estaba hecha de madera, sino de los problemas cotidianos de la vida, como la droga, el alcohol, de pañuelos rosas en las cabezas de las mujeres, de colas de “paro”….etc., y que día a día íbamos echándole más peso a esa cruz, que es la verdadera Cruz que soporta Jesucristo y que nunca debemos de olvidar.

Lorenzo                        Recordó también a lo largo de su intervención a la juventud cofrade, animándolos a integrarse y a participar de la vida de las Hermandades, y que éstas no podían olvidar la formación para hacerlos primero buenos cristianos y después buenos cofrades de los que serán el futuro de nuestras Hermandades. E incluso animó y solicitó a la Hermandad del  Santo Entierro a que iniciara los trámites para pedir la coronación canónica de su Titular, Nuestra Señora de la Soledad, ante la importante devoción con que cuenta en nuestra ciudad.

                        Para finalizar, quiso el pregonero terminar su Pregón como lo empezó, acordándose de su Titular, María Santísima de Gracia y Esperanza, ofreciéndole una oración y advirtiendo que su pregón no tendría un “he dicho”, o un “ahí quedo” para finalizarlo, sino que ahora comenzaba el pregón de todos los cofrades portuenses, “el pregón de verdad”, el que se hace en la calle por todos.

                        En definitiva, un pregón sobrio y muy comprometido el que nos ofreció ayer nuestro hermano José Manuel Lorenzo, con mucho contenido cristiano, cargado de vivencias y sentimientos de un cofrade portuense de a pié,  contada desde su dilatada experiencia como cofrade y por el que no tenemos más que felicitarlo desde el seno de nuestra Hermandad.

 

Los comentarios están deshabilitados.