Una noche de Oración y Esperanza.

                               El tiempo, y por supuesto Dios, quisieron dar una tregua a toda la jornada del Miércoles Santo, para que pudiera procesionar por las calles de Nuestra Ciudad, esta Hermandad de la Oración en el Huerto, y dar así testimonio de fe.

Misterio                               A las siete y media de la tarde, y dentro de nuestra sede canoníca, la Iglesia La Mayor Prioral, se daba la orden de que se abrieran las puertas del templo. Comenzaba a discurrir la cofradía y realizar así su Estación de Penitencia, esta Hermandad del Huerto. Se vivían momentos muy emotivos, entre los Hermanos antes de salir a la calle, unos porque eran la primera vez que procesionaban, otros porque sería la ultima vez que lo harían, bien como nazareno, o como otros, costalero de nuestros Titulares, o simplemente por los sentimientos vividos por cada unos de los que allí estaban, sentimientos que, salen del corazón.

                                Con los primero tramos de nazarenos ya por calle Palacios, y tras el cuerpo de acólitos que portan los seis ciriales, asomaban por el dintel de la puerta, los guardabrisas del Paso de Misterio, que a los sones, de la Agrupación Musical Santa María Magdalena de Arahal, interpretaba el Himno Nacional, y majestuosamente, poco a poco y sobre los pies comenzaba el discurrir de este paso, dorado y de estilo neobarroco, que portaba al Señor de Huerto, por las calles portuenses, a las ordenes de Jesús Delgado González, y Antonio Romero Gómez quien realizaba ayer por primera vez estas labores.

                                Sobre las ocho y diez de la noche, el Paso de Palio de María Santísima de Gracia y Esperanza, a las ordenes de Luís Ortega Barbudo y Manuel Arana González,  encaraba la puerta del Sol, antes de salir Ortega, dedicaba una levantá en el dintel de la puerta, por nuestro Hermano Costalero del Paso de Misterio, “Julito”, ya que tiene que ser intervenido  quirúrgicamente  en breve. Acompañando a este paso con sus sones musicales, la Banda de Música Virgen de las Mercedes de Bollullos Par del Condado, quien después de interpretar el Himno Nacional, sonaban los acordes de la marcha “La Macarena” de Paco Lola.

 Palio                               El Puerto se vistió de azul y blanco, un año más, en el que la novedad era el cambio de itinerario realizado por esta Hermandad, para poder llegar antes a Carrera Oficial, donde el discurrir de ambos pasos fueron espectacular, por el buen trabajo realizado por nuestros Hermanos Costaleros. Al igual que el tradicional paso de la cofradía, por la plaza de la Carcel, donde el Paso de Misterio, discurrió con arte y categoría. María Santísima de Gracia y  Esperanza fue recibida en esta plaza, y como es tradicional con una gran petalada, y a los sones de las marchas “Amanecer de Triana” y “Reina de Triana”, los costaleros  llenaron la plaza de la “Gracia y la Esperanza”, con su arte, su son, y buen hacer.

                               Una buena noche, una noche llena de buenos momentos, de momentos de los que el Huerto, siempre ha presumido y presumirá, de su buena gente, de la gente (los hermanos) que trabajan por y para que cada Miércoles Santo, los portuenses puedan disfrutar  de Nuestro Señor Jesucristo en la Sagrada Oración en el Huerto y María Santísima de Gracia y Esperanza.

Fotografías cecidas por fiestasdelpuerto.com

 

Los comentarios están deshabilitados.