Un pregón con sabor muy Portuense, para los cofrades del Puerto.

Francisco A. Gallardo        Eran las doce del medio día, del domingo de Pasión, y en el escenario del Portuense Teatro Pedro Muñoz Seca, se rezaba el Ángelus, que daba, preludio del ansiado Pregón de la Semana Santa 2.010. El comunicador televisivo, Modesto Barraban Ríos, fue la persona encargada de presentar al pregonero de la Semana Mayor Portuense, Francisco Andrés Gallardo Alvarado, periodista Jefe de Sección del Grupo Joly y a la sazón Hermano del Huerto.

        Francis Gallardo (para los amigos que lo conocemos), comenzó su pregón con una exaltación a modo de su propia vivencia, a Nuestra Patrona, la Virgen de los Milagros y a la que pidió la venia para seguir su pregonar. En el exorno del estrado, cabe destacar una Cruz de Plata y Carey, que porto el Stmo. Cristo de los Afligidos y que actualmente se encuentra en la Parroquia de San Francisco y que hoy y después de muchísimo años, hemos podido disfrutar de ella los cofrades.
        Un pregón muy Porteño, histórico y emotivo, el que nos ha legado hoy nuestro amigo Francis Gallardo y que mantendremos en la memoria, todos los que allí nos congregamos. Hacía Pregónya algunos años, que un Portuense no se subía al estrado para pregonar nuestra Semana Santa. El pregonero recordó aquella Semana Santa de los siglos atrás, cuando pocesionaba el Negro y Capuchino Cristo del Perdón, pero una de las partes más emotivas de su pregón y que emociono al respetable, fue su particular “procesión por el balcón de la gloria”, recordando a todos aquellos cofrades, que desgraciadamente, hoy no se encuentran entre nosotros, y que a modo de crónica periodística fue narrando y nombrando a cada uno de los que fueron protagonistas, en cada una de nuestras Hermandades. Recordó también a su madre, Jerezana Saetera, cantando una saeta en su casa de la Calle Jesús de los Milagros, a Virgen de Gracia y Esperanza. Su prosa, tuvo cabida para todas y cada una de las advocaciones de nuestra Vírgenes que bajo Palio procesionan cada Semana Santa, al igual que nombró a todos aquellos como son, los equipos de mayordomías, y priostes, los diputados mayor de gobierno, y a todos aquellos que trabajan en pro de la Semana Santa.
        Terminaba nuestro pregonero, con un típico “informe procesional”, dando la ultima “llamá”, como si de un capataz se tratara, dando las ordenes a cada uno de los que forman parte de nuestras cofradías: “ preparaos, acólitos, costaleros, nazarenos, músicos, fieles, porteños, capataces, preparaos……,” y antes de dar el aldabonazo final al llamador, el quejío de una voz del público, concretamente, la del capataz del Paso de Misterio de la Oración en el Huerto, Jesús Delgado, gritó: “VAMOS A LA GLORIA PREGONERO, LLAMA CUANDO QUIERAS”. En definitiva un gran pregón, el que hemos podido disfrutar todos los Portuenses.

Los comentarios están deshabilitados.